Soy tu EX… para siempre

El final de una relación sabe a fracaso, pero muchos de nosotros nos recuperamos y seguimos adelante con nuestra vida.

Entonces, ¿qué sentido tiene que tu EX pretenda arrastrarte de vuelta a una antigua relación que se fue al garete?

Lo confieso. Sufrí mucho cuando terminó mi relación. Toda mi vida se zarandeó y mi autoestima quedó por los suelos.

Mientras tanto, ahí estaba mi EX. Procuró no alejarse demasiado por si yo flaqueaba. Y fue precisamente esa actitud la que hizo que me alejara cada vez más.

fin

¿Por qué hay tantos EX que se empeñan en hacer el proceso más doloroso?

Perdona, si crees que generalizo. Ésa es mi conclusión cuando observo que por la red pululan numerosos libros, cursos, artículos y demás que llevan títulos tan insoportables como: “Cómo recuperar a tu EX.”

¿Será que mi EX estudió alguna de estas tonterías?

Desde ahora les digo a todos los EX que se pongan en este plan pejiguera que no se tomen tanta molestia.

Muchos EX somos irrecuperables. Soportamos demasiado estrés mientras duró la relación. Y nos dejó tan hundidos el final de la historia que ¡ni en broma! consideraríamos volver con la misma persona.

Ése es mi caso. Prefiero estar sola, total y absolutamente sola, antes que volver con mi EX.

Y no es que estemos hablando de un asesino en serie. Mi EX es una persona normal y corriente, tirando al lado de los más buenos.

Lo que ocurre es que, mirando hacia atrás con objetividad, comprendí que nuestras diferencias eran irreconciliables. La única manera de lograr que funcionara una relación entre nosotros era (y es) que yo me plegara a sus principios, a sus objetivos, a su manera de ser…

Nada de eso. Tengo claro que seré su EX para toda la vida. Seguro que, como yo, hay muchos más, ¿verdad?

Imagen de Tc Morgan


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...