Cómo ser feliz en Navidad, incluso sin pareja

¿Te sientes triste por pasar la Navidad sin una pareja al lado? Qué daño han hecho los anuncios y las películas de temática navideña…

Levanta esos ánimos. Aquí tienes ideas para sentirte mucho mejor.

lazo de navidad

1. Sacúdete las penas.

Dale una patada a la idea de que es patético estar “solo” en Navidad. Millones de personas no tienen pareja sin que ello signifique que estén más solas que el resto.

Estar en pareja no te asegura la felicidad. Y estar soltero no es un pasaporte a la soledad eterna.

2. Libérate de las etiquetas.

No permitas que tu estado civil o sentimental defina quién eres. Tú eres una persona con muchas cualidades (positivas y negativas).

Que estés en pareja o no lo estés, ni te da ni te quita valor como persona; ni mucho menos te define al completo.

3. Ten planes para estas fechas.

Si te invitan a ir a fiestas o reuniones y a ti te apetece asistir, sacúdete la apatía y ve. En estas fiestas predomina el ambiente alegre y festivalero. Puedes pasar un buen rato.

Si no te apetece, hay más opciones.

4. Sal con amigos.

No necesitas pareja para compartir actividades con tu grupo de amigos. Podéis quedar para ir al cine o a eventos de la temporada.

5. Móntatelo a tu aire.

¿No quieres ir a reuniones familiares? ¿Los planes con los amigos no te convencen? Lo dicho. Ahí estás tú para hacer lo que quieras en estos días. Haz la lista con todo aquello que te apetezca y… ¡a disfrutar!

6. Avanza con tu hobby.

Puedes dedicar estos días a progresar en tu hobby preferido (leer, hacer manualidades, tocar la guitarra, etc.). Y, si no tienes uno, también es una buena fecha para escogerlo.

Es más, si lo que quieres es conocer gente, puedes elegir un hobby donde te relaciones con otras personas. Por ejemplo: clases de yoga, cursillos de lo que sea, bailes de salón, etc.

Quién te dice que no encuentres ahí a alguien interesante…

7. Aprovecha lo que tienes.

Ésta es la recomendación resumen y la más importante de todas: Sea cual sea tu situación, quédate con lo positivo.

Haz balance de lo bueno que hay en tu vida y aprovéchalo: Las personas con las que puedes compartir estos días; el tiempo extra de descanso; el calor de las mantas por la noche… Lo que sea.

Hay muchos momentos que puedes disfrutar durante la Navidad. No te prives de ellos sólo por estar pensando que no tienes pareja. Ya la tendrás (si te sale del gorro).


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...