¿Por qué gusta más la gente con pareja que la que está soltera?

Los solteros resultamos menos atractivos que la gente que tiene pareja. Admitámoslo. Y todavía parecemos menos atractivos si llevamos siglos sin tener ni una cita.

Qué le vamos a hacer… Es el estigma de la soledad. Cuando ven que no se te acercan ni los gatos, las parejas potenciales piensan: “Por algo será.”

Muchos somos personas “normales” que, por circunstancias de la vida o por voluntad propia, vivimos desparejados. Y, mientras más tiempo pasamos así, menos atractivos resultamos a los demás.

La gracia es que todo cambia el día en el que te emparejas. En ese momento, la gente que antes no te miraba se da cuenta de que existes. Entonces, comienzan a sonreírte, a coquetearte e incluso recibes propuestas indecorosas… ¡A buenas horas! ¿Por qué nadie lo hacía cuando estabas libre?

pareja

Apto / No apto

La primera razón por la que eres más atractivo cuando estás en pareja es que hay una persona que te ha considerado “apto”.

Has aprobado la asignatura, ¡enhorabuena! Esa persona considera que tienes las cualidades necesarias para ser elegible como pareja. Y, claro, los que están alrededor se dan cuenta.

Es como si tú tuvieras que elegir un restaurante para comer. ¿Vas al que observas que suele tener clientes o eliges uno que ves que no visita ni un camionero muerto de hambre?

Cuando ves el restaurante más frecuentado, te dices: “En este sitio seguro que se come mejor que en el otro.” Y te pides mesa.

El soltero es como ese restaurante en el que no sabes porqué no come la gente: “¿Tendrá cucarachas? ¿Me envenenará? ¿Me apuñalará con la cucharilla del postre?

Conclusión: Una persona emparejada da más seguridad. Lo mismo es más peligrosa que una que esté soltera. Pero, como tiene a alguien al lado, tú lo valoras de forma más positiva.

El desafío

Hay personas a quienes les encantan los retos. Les gusta lo difícil, incluso lo “prohibido”. ¡Oh, qué emoción!

Pensemos entonces: ¿Dónde está el reto cuando quieres ligarte a un soltero o soltera? Por difícil que lo ponga, es más complicado seducir a alguien que tiene pareja.

¿Y qué ocurre cuando logran su objetivo? Si el interesado seduce a una persona con pareja, su ego sube como un cohete, ¿o no?

La confianza

Un soltero o una soltera que buscan pareja no actúan del mismo modo que quienes están emparejados.

En un bar, por ejemplo, quien tiene pareja no está observando a ver quién le mira o le sonríe; no trata de ganar la atención de nadie. Actúa naturalmente. Está cómodo. Y, así, transmite confianza en sí mismo (cualidad tannnn seductora…).

Bueno, eso suponiendo que está contento con su relación. ¿Para qué va a mirar a otra persona? ¿Para qué ponerse nervioso?

Cómo son las cosas… Esa tranquilidad visible también nos hace más atractivos.

Así es que ya sabes porqué llamas la atención de más gente cuando tienes pareja. Y, dándole la vuelta al asunto, también sabes porqué te resulta más atractiva la gente que tiene pareja. Como ves, tiene su explicación.

Imagen de Scarleth White


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...