Cómo le dices a tu amiga que la persona que le gusta no le conviene

Tu amiga está interesada en un mal elemento. Ves que está a punto de involucrarse con una persona que no traerá paz, alegría y crecimiento a su vida, sino todo lo contrario.

¿Qué haces? ¿Le dices a ella lo que piensas?

amigos en el bar

Tu intención es que tu amiga esté bien y por darle tu opinión no pasa nada. Hazlo, si tienes confianza con ella como para hablar del tema. Procede con respeto y cautela.

Y, si a pesar de tu opinión en contra, tu amiga decide seguir con esa persona, déjala. Ella tiene derecho a tomar sus propias decisiones, a aprender de sus errores y a responsabilizarse por ellos.

Ahí van estas sugerencias:

Aclara tus motivos

Antes de decirle a tu amiga que no te agrada esa persona para ella, piensa bien cuáles son los motivos.

¿Se trata de una mera intuición o conoces a esta persona lo suficientemente bien como para poner en guardia a tu amiga?

Si no te consta que es mala gente, quizás sea mejor que te guardes tu opinión en el bolsillo. Ya que, si sólo le dices a tu amiga que no te cae bien (así, sin pruebas), ella puede sentirse mal por la decisión que ha tomado. Si le gusta, por algo será…

Dale tu opinión

Tu amiga tiene derecho a tomar la decisión que le parezca. Lo mejor es que le des tu opinión (con las razones por las que no te agrada ese elemento en quien ha puesto sus ojos), pero sin presionarla.

Respeta sus sentimientos y su criterio. Simplemente, dile lo que piensas y escúchala. A ver qué te dice…

Escucha a tu amiga

Escúchala. Contempla la historia desde su punto de vista. Intenta no interrumpir cada cosa que te diga con una objeción, aunque tengas el convencimiento de que la persona que le gusta no le conviene en absoluto.

¿Quién sabe? Puede ser que ella conozca muy bien a la persona en cuestión; mejor que tú. Quizás sí sabe en quién se ha fijado…

Bríndale tu apoyo

Respeta la decisión de tu amiga, incluso si ha decidido involucrarse con esta persona de quien tú no te fías ni un pelo.

Tú ya le has dado tu opinión. Y lo siguiente que hacen los amigos es estar al lado de los suyos, pase lo que pase.

Si acaso ocurre lo que tú temes (que tu amiga salga escaldada), ahí estarás tú para darle la mano. Por supuesto, sin pronunciar esa frase tan antipática: “Te lo dije.”

Imagen de Glenn Harper


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...