¿Arrepentido de decir “te quiero” tan pronto?

Sales con una chica y te sientes un idiota por haberle dicho “te quiero” en la primera o en la segunda cita.

¿Por qué no te quedarías con la boca cerrada? Cuando estás a solas, no dejas de darle vueltas, de martirizarte y de reprocharte por ello.

llorarVamos, vamos… Que no eres el primero a quien le pasa.

No eres el único que tiene dentro de sí mismo una voz crítica, que unas veces te ayuda a mantenerte a salvo de problemas y a aprender de tus errores, y que otras te aplasta como un tirano.

En este caso, tu crítico interno está yendo demasiado lejos. ¿Qué error tan grave es decir “te quiero”?

Considera que estás siendo demasiado severo contigo por una cuestión que no es tan importante.

De acuerdo. Veamos el “te quiero” como un error. Ya está dicho, aunque te sientas incómodo por ello. ¿Qué te queda? Aprender para la próxima vez. Ésa es la utilidad de los errores: las lecciones que dejan y que son útiles para el futuro.

Ahora, deja el malestar. No digas más que eres idiota o que metiste la pata al abrir tu bocaza. Esas frases donde te pones verde sustitúyelas por una más sana y sabia: “Nadie es perfecto”… O cualquiera del estilo que se te ocurra.

Dite que la próxima vez será diferente. Quizás te precipitaste. Fue un desliz romántico o te dejaste llevar por las hormonas. ¿Y qué? Hay cosas peores que decir “te quiero” demasiado pronto. Por ejemplo, no decirlo nunca.

Sé bueno contigo y deja pasar el mal rato.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...