Rompes con un chico que sigue enamorado de su EX

Te has cansado de que él esté continuamente pensando en su ex. Su nombre no se le va de la boca y son frecuentes las comparaciones que hace entre ésta y su anterior relación.

No ha sido una decisión fácil, pero ya la has tomado. Ya que él sigue enamorado de otra persona, lo más saludable es que cada uno vaya por su lado: Vas a romper con él.

romper

Y, como la ruptura puede complicarse, aquí tienes algunas sugerencias:

1. Piensa lo que le vas a decir. Has de dejarle claro que quieres terminar la relación, porque lo que tienes con él no está siendo bueno para ti.

Si tu mensaje es ambiguo, quizás él intente convencerte para que le des otra oportunidad; quizás te suplique y te prometa que va a cambiar. Cosa que tú sabes que no va a ninguna parte, ya que él aún tiene muy presente a su EX y no hay visos de que la situación vaya a cambiar.

2. Habla con él en un lugar público. Elige un entorno tranquilo para tener esta conversación seria con él, pero trata de que sea un sitio público, como un restaurante, una cafetería… Así recortas las probabilidades de que te monte una escenita.

Y, si tienes la sospecha de que la situación va a tensarse demasiado o la seguridad de que él va a reaccionar de manera exagerada, no es mala idea que rompas con él por teléfono o por e-mail.

Sí, lo deseable y más respetuoso es terminar una relación en persona. Pero hay excepciones, como que tú preveas una reacción desmesurada por su parte.

3. Tu mensaje ha de ser claro y muy firme. Como hemos dicho, que no quede duda de lo que has decidido y de qué motivos te han llevado a tomar esa determinación.

Exponle el asunto. Y, sea lo que sea lo que le digas, evita poner el acento en él con frases como:

  • Tú nunca me has querido.
  • Tú estás todo el tiempo pensando en tu EX.
  • Tú eres… (tal o cual).

Habla de ti y de cómo te sientes:

  • Yo no me siento a gusto en esta relación.
  • Yo quiero romper.
  • Yo voy a darme otra oportunidad.

¿Se ve la diferencia? Tus decisiones y sentimientos son tuyos y no hay razón para que él los cuestione.

Evitando hablar de él no corres el riesgo de faltarle al respeto o de abrirle la puerta para que se explaye con disculpas, excusas o promesas de cambio.

4. Lleva tu decisión a término. Devuélvele las pertenencias que tengas que devolverle o déjaselas en algún sitio (para que él no utilice esto como excusa para volver a buscarte).

Corta el contacto con él. Nada de llamadas ni mensajes. Que entre el aire…

Esto es difícil a la vez que necesario. Aunque lo más complicado puede ser mantenerte en tus trece, si él está empestiñado en que quiere seguir contigo. En ese caso, no respondas sus mensajes ni sus llamadas.

Esto lo estás haciendo por ti. No te mereces estar al lado de alguien que está contigo porque no puede estar con la persona de quien sigue enamorado. Tú no mereces ser plato de segunda mesa.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...