¿Y si le escribes una carta?

Pensemos en una relación a distancia, donde los miembros de la pareja han de esmerarse en mantener una buena comunicación.

Actualmente, con la cantidad de opciones que brinda la tecnología, es raro que alguien agarre papel y lápiz para escribirle al otro una carta. Es más rápido hablar por Internet o mandarle un mensaje al teléfono.

La modernidad ha hecho que nos vayamos olvidando de las cartas, como si formaran parte de un pasado remoto.

¿Cuánto fue la última vez que tú recibiste una carta? No, no cuentan las del banco. A una carta de amor, me refiero.

tarjeta de amor

Quizás a tu pareja le cueste recordar cuándo recibió la última. Y, si es muy joven, puede que no haya recibido ninguna, porque lo que más ha utilizado para comunicarse ha sido el teléfono o el ordenador.

¿Qué tal si le das la sorpresa?

¿Qué tal si le escribes una carta de amor?

De las llamadas y mensajes no queda un recuerdo tangible. Pero la carta que le envíes sí permanecerá ahí, escrita por tu puño y letra.

¿Cómo que te falta inspiración para poner tus sentimientos en el papel? Pues, hazlo sencillo. En lugar de irte a las profundidades de tu corazón, háblale de tu día a día o cuéntale alguna anécdota.

De cualquier modo, es un bonito detalle. Un regalo económico y muy romántico, aunque sólo hables de la última película que viste o de trivialidades del estilo.

Y, para ti, también es un buen ejercicio, sobre todo si hace tiempo que sólo escribes usando teclados.

¿Te imaginas su reacción cuando la reciba? Puede ser muy divertido. Sorpresas así ayudan a que la relación se mantenga viva cuando cada uno vive en una punta del país (o del globo).

Si aún no has escrito tu primera carta de amor, prueba. ¿Por qué no?


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...