Por qué quieres a quien no puedes tener

La palabra “tener” no es la apropiada, pero tú me entiendes. El punto es que te interesa como pareja una persona que te esquiva o te rechaza, por la razón que sea. Y, conforme más difícil te lo pone, más crecen en ti las ganas de conquistarla.

Quizás sea una estrategia de esta persona para engancharte o quizás no. Como sea, funciona en bastantes ocasiones.

Cada vez deseas con más ansias estar al lado de esta persona inalcanzable. ¿A qué se debe eso? Aquí tienes tres razones. Tú dirás si les encuentras sentido.

rechazo

1. Acapara tu atención.

Un fumador que deja el tabaco y no puede probar un cigarrillo, ¿en qué piensa sin cesar en esos primeros días?

Un apasionado del chocolate y los helados que se pone a dieta, ¿en qué piensa a la hora del postre?

¡En lo prohibido! Lo prohibido recibe una mayor atención. Ese alimento restringido se vuelve más importante que lo que sí te puedes comer. La tentación y la obsesión crecen. Y tu cerebro te convence de que tienes que tener “eso” a toda costa. ¡Lo necesitas!

Algo muy similar a lo que pasa el exfumador y el que está a dieta es lo que te está pasando a ti con esa persona.

2. Lo percibes como un bien escaso.

(Las personas no son objetos, ya. La metáfora nos sirve para explicar el tema.)

El agua y el aire son recursos valiosísimos. Pero, al ser tan abundantes, resulta que tienen menos valor en el mercado que las piedras preciosas, por ejemplo. Ésas son más escasas y, por tanto, más cotizadas.

Hay muchos hombres y mujeres en el globo dispuestos a hacerte caso. Son abundantes. No te interesan. A ti te tiene atrapado esa persona, que es la piedra preciosa por la que estás dispuesto a pagar el precio que sea.

3. Activa tu lado rebelde.

A ti no te gusta que te controlen; que te digan qué puedes hacer o qué puedes tener. Basta que te limiten, para que reacciones con un: ¿Cómo que no?

Es lo que hace ese niño al que le dicen: No te metas en los charcos. ¿Adivinas? Más ganas le dan de meterse.

Eso también hace que te enganches a la persona “prohibida”: ¿Cómo que no? Ya verás que sí.

 

Si estás pasando por la experiencia de desear cada vez más ese amor imposible, o bien estás en el punto contrario y no entiendes cómo le ha entrado a cierta persona una fijación contigo, aquí tienes posibles razones de su comportamiento.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...