Cuando tu EX te engancha y no te suelta

Quieres liberarte de una relación y tu EX está dispuesto (o dispuesta) a complicarte la vida: No te deja marchar. Se las ingenia para que permanezcas en contacto con él/ella.

En muchos casos, tu EX no es que te ame. Lo que ama es controlarte, que sigas pendiente de él/ella.

anzuelo

¿Cómo te das cuenta de que te está manipulando? Por maniobras de este tipo:

  • Actúa como si no hubiera cambiado nada entre los dos, como si la relación aún continuara.
  • Se dirige a ti con palabras como: cariño, mi amor, etc. (Pese a que tú le hayas insistido en que deje de llamarte así.)
  • Te envía mensajes con falsas disculpas, intentando convencerte de que se ha reformado.
  • Aunque le dices que no te llame, lo hace con la excusa de contarte que alguien está enfermo o con problemas.
  • Te llama con la excusa de que está muy preocupado/a por ti; porque necesita saber que estás bien.
  • Te llama diciendo que olvidó contarte una cosa muy importante y necesita comunicártela.
  • Te envía recados con terceras personas.
  • Te envía detallitos o regalos (que tú no quieres).
En resumen: Tú dejaste claro que querías distanciarte y tu EX no respeta ese deseo, porque aprovecha la mínima oportunidad para hacerse presente.

No cedas a la manipulación

Tu EX no te quiere tanto cuando no respeta tu decisión. Lo que quiere es control sobre ti. Aunque, obviamente, esto no va a admitirlo.

Te dirá que te quiere, que te ama, que está desesperado/a, que está enfermo/a, que quiere ser tu amigo/a, que se siente solo/a… Te dirá lo que haga falta para que le hagas caso. Como te conoce bien, sabe qué tecla pulsar para conseguirlo. Y, si ésa no le resulta, prueba con otra.

¿Cómo acabar con esto? Aunque no sea de un día para otro, la situación termina antes si no caes en esas trampas.

Ignora los mensajes. No respondas a sus llamadas de ninguna manera. Haz como que no existe. Terminará entendiendo que él/ella no tiene el control.

En caso de que aproveche fechas señaladas para hacerse presente, como tu cumpleaños o la Navidad, tampoco muerdas el anzuelo. Mantente firme.

No le contactes ni tan siquiera para decirle que te deje en paz. Porque eso ya es una recompensa para tu EX, que ve cómo su táctica ha tenido éxito. Y, debido a eso, continuará contactándote con más frecuencia.

Por cierto, esto describe una situación que puedes manejar, porque tu EX no es un psicópata peligroso. En el caso grave de que tu EX te acose y temas que pueda hacerte daño, busca la manera de protegerte. ¡No lo dudes!


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...