Una relación perfecta. ¿Eso existe?

Nos quedamos maravillados con muchas historias de amor de los libros, del cine o de la televisión. Dos personas se encuentran, sortean todas las dificultades en el camino y terminan juntos en un lecho de idílica felicidad.

Basta echarle un vistazo a la realidad para comprobar que en ella no todo es tan perfecto.

Las relaciones hay que construirlas. Eso de que uno nació para el otro y, cuando se encuentran, sólo tienen que encajar como las piezas de un puzzle, queda para la ficción.

En el transcurso de esa construcción y durante toda la vida en pareja, nos encontramos con errores, propios y de la otra persona; con cosas que nos gustarían que fuesen de otra manera. Y, en algún momento, cegados por el espejismo de la ficción, podemos pensar que la nuestra es una relación que no va a ninguna parte.

No es tan perfecta. No es tan ideal. ¿Y cómo va a serlo?

bonita pareja

Nadie es perfecto. Ni lo eres tú (ni yo), ni la persona que está contigo. Quien pretenda tener la pareja perfecta, puede quedarse fantaseando con los personajes de las películas o encargar que le fabriquen un robot a su gusto.

Y, si ninguno de nosotros es perfecto, es poco probable que exista una relación perfecta, ¿no te parece?

Esto, que puede sonar muy desmotivador, libera, quita presión de encima. No hemos de sentirnos fracasados a primeras de cambio, cuando nos cuesta entendernos con nuestra pareja o atravesamos una de esas inevitables crisis.

¿Qué pareja no tiene altos y bajos? ¿Conoces alguna pareja consolidada que no haya tenido que trabajarse su relación?

Antes de responder, ten en cuenta que una cosa es lo que vemos desde fuera y otra, lo que esa pareja vive. Sólo tenemos información fiable de la nuestra o de las parejas muy, muy allegadas.

Basta fijarnos en ellas, para darnos cuenta de que las relaciones ideales no existen. Detrás de todas las que funcionan hay trabajo y compromiso por ambas partes, por muy compatibles que hayan sido desde el minuto uno de su relación.

¿Y sabes qué es lo mejor de todo? Que no hace falta que una relación sea perfecta para que podamos ser felices. 🙂


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...