¿Conservas los regalos que te hizo tu EX?

Cuando la relación termina, quedan recuerdos materiales de la misma. Entre otros, los regalos. Él/ella tiene los que tú le hiciste y tú, los que él/ella te dio. ¿Qué haces con esas cosas? ¿Cuál es tu política al respecto?

Suponiendo que entre esos regalos se encuentre un anillo de compromiso o similar, quizás sea buena idea devolvérselo al EX, por el significado que tiene. El resto de cosas, ¿para qué?

paquete regalo

Esas cosas son tuyas. La misma decisión tendrá que tomar tu EX con los regalos que tú le hiciste.

A mí hay cuestiones que me sirvieron para decidir qué hacer con cada regalo: ¿Me gusta esto? ¿Tiene alguna utilidad? ¿Cómo me hace sentir?

Las tarjetitas y detalles parecidos, de escaso valor material, se fueron a la basura o al contenedor de reciclaje. Sólo conservé unas fotos y poco más.

Las joyas y similares no las devolví. (Total, “lo comido por lo servido”. Yo le hice regalos más caros que ésos.) Como mi situación económica no es muy boyante, decidí vender lo valioso y sacarle algún partido.

A algunos objetos útiles (ropa, libros, aparatos, etc.) decidí darles uso, sin el menor trauma. Y los que me traían más recuerdos incómodos, los despaché igual que hice con las tarjetas.

Deshacerme de ciertos objetos fue doloroso. Me llevó tiempo desprenderme de algunos. Pero, después de hacerlo, sentí alivio, una sensación de haberme quitado un peso de encima. Creo que eso me ayudó a olvidar lo que quería olvidar.

Me alegro de que, en su momento, no hiciéramos más dramática la ruptura ajustando cuentas sobre lo que dio cada quién y reclamando regalos de vuelta.

¿Tú devolverías los regalos? ¿Reclamarías lo que un día le diste al que fue tu amor?

Imagen de JD Hancock


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...