¿Qué tontería es ésa de la “zona de amigos”?

Llámalo como quieras: zona de amigos, zona de la amistad o friend zone (en inglés). Es una expresión moderna que significa que yo (supongamos) quiero tener una relación íntima o romántica con alguien que prefiere dejar las cosas en una simple amistad.

Naturalmente, me siento decepcionada y mortalmente deprimida porque tú (pongamos que tú eres ese alguien) no sientes lo mismo que yo.

¿Cómo es que acabo recluida en una “zona”? ¿Me has metido tú ahí? Realmente, no. Estás ejerciendo tu derecho a elegir con quién quieres tener una relación romántica o más íntima.

sola en el parque

Lo que ocurre es que yo me lo estoy tomando de esa manera: Tú me has metido en esa apestosa zona de amigos. Y tienes que sacarme, porque me lo debes.

He invertido en ti tiempo, energía, afecto (como una amiga). ¿Qué te crees? ¿Que me vas a dejar metida en la zona? Me debes eso que he invertido en ti.

O quizás no me ponga en ese plan exigente. Me quedo en mi corralito-zona de amigos y sigo invirtiendo en ti con la ilusa convicción de que algún día veas la luz y me correspondas como yo quiero.

Ahora, pensemos con la cabeza

Que yo me ponga pejiguera es mi problema. Tú no tienes ninguna obligación de corresponderme, ninguna. Por el hecho de que yo esté loquita por tus huesos no me debes nada.

Ya te he manifestado (quizás más veces de la cuenta) que quiero tener una relación contigo más íntima. Y tú has dicho que no. No te interesa. Lo sano en estos casos es que yo respete tu decisión.

Que me quede siendo tu amiga intentando manipularte para que cambies de idea o esperando que lo hagas, no es saludable. Porque los amigos de verdad respetan las decisiones de sus amigos.

La frustración o el dolor que siento cuando tú no me correspondes es natural y comprensible. Pero es mi problema y he de manejarlo de otro modo. Quizás, distanciándome un poco de ti para aclararme y ver qué hago a continuación.

Tal vez, podría descongestionarme centrándome más en otras cuestiones: mi trabajo, mis hobbies, las relaciones con amigos, familia y demás. Con el tiempo veré si puedo mantener una sana (y verdadera) amistad contigo o no.

Pero quedarme ahí, en la zona de los amigos, se me hace una tontería. ¿Cómo lo ves tú?


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...