¿Cómo decides entre dos amores?

Estás en un dilema. Hay dos personas en tu vida y te toca decidir con cuál de ellas vas a seguir adelante.

Quizás, conociste a la segunda persona en un momento de desgaste en la relación que mantenías. Volviste a sentir la chispa de los inicios, una ilusión renovada. Y ahora reina la confusión. Qué estrés. ¿A quién eliges?

Hablas con quienes te rodean para que te den su punto de vista, aunque aquí la opinión más importante es la tuya. Ya lo sabes. Y, aunque no sea fácil, has de pronunciarte.

Puede serte de ayuda lo que suele hacerse para tomar decisiones importantes. Entre esas cosas, se encuentra un clásico: La lista de pros y contras.

balanza

Sopesa ventajas e inconvenientes

Haz dos listas (una para cada “amor”), donde anotes las ventajas e inconvenientes de elegir a cada uno de ellos.

No se puede decir que sea una idea muy romántica, pero ayuda a aclarar ideas.

Tómatelo con calma

Una decisión difícil no puede tomarse a la carrera. Las probabilidades de equivocarse aumentan. Date tiempo, por tanto.

Eso sí, no demasiado. No pospongas la decisión en exceso o te acostumbres a vivir cómodamente entre dos aguas, porque puedes acabar perdiendo a estas dos personas.

Piensa: ¿con quién eres más compatible?

Una de estas dos personas es más compatible contigo (aunque sea, mínimamente más compatible). ¿Quién de ellas es?

¿Con quién te ríes más? ¿A quién sientes más ganas de llamar, sin que haya una razón en particular para hacerlo? ¿A quién acudirías en caso de que tuvieras un problema grave? ¿Con quién te sientes más a gusto cuando estás en silencio?

Las preguntas de ese tipo te ayudarán a ampliar la lista de pros y contras.

¿Qué dice tu intuición?

Hasta aquí todo ha sido muy lógico, pero hay una vocecita dentro de ti que también es bueno que escuches: tu intuición.

Hay personas que tienen la intuición más desarrollada que otras. Si tú eres de ésas que han tomado buenas decisiones siguiendo sus corazonadas, presta atención a lo que te dicen.

Deja el miedo a un lado. Quizás ahora mismo tengas la cabeza y el corazón hechos un lío. Pero el panorama se irá aclarando. Confía en que vas a tomar una buena decisión.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...