La importancia de sentir que el otro te valora

¿Te gusta sentir que tu pareja te necesita? No, no que dependa de ti, sino que te valore como persona y reconozca que eres importante.

¿Qué pasa cuando él/ella lleva la voz cantante en las decisiones que se toman en la pareja y tú tienes que ceder la mayor parte de las veces?

¿Qué pasa cuando él/ella está más pendiente de lo que haces mal (o no haces) que de lo que haces bien?

¿Qué pasa cuando, por sistema, confía más en sus amigos o familiares a la hora de resolver una situación?

soledad

Tu autoestima, poco a poco, se va resintiendo. Comienzas a sentirte “poca cosa”, como un objeto decorativo en el peor de los casos.

La relación es supuestamente armónica, pero a ti te va desgastando, porque tu pareja no te valora… O eso parece.

¿Comparte sus problemas contigo?

Que llegue y te ponga la cabeza como un bombo entre quejas y lamentos, no cuenta. Si continuamente hace lo mismo, esto más bien es un abuso.

Cuenta que te exponga una cuestión y valore tu punto de vista sobre la misma, las soluciones que plantees ante un problema y/o el apoyo que le brindes.

¿Le hace falta tu cercanía?

Que llegue a satisfacer su necesidad de sexo y después pase de ti, no cuenta mucho.

Cuentan más esos gestos que dicen que tú le sigues atrayendo, que necesita el contacto con tu piel. Cuentan los detalles, como la búsqueda de tus caricias, porque vienen de ti.

¿Reconoce tus puntos fuertes?

¿Reconoce tus habilidades y tus capacidades? ¿Agradece lo bueno que haces por él/ella? ¿Te expresa de alguna manera su reconocimiento? ¿Recuerdas la última vez que lo hizo?

Puede ser que tu pareja te diga que te adora, que jamás tenga contigo una palabra más alta que otra y que cumpla con sus responsabilidades en casa. Pero hay una cosa que quizás no hace: Probarte con acciones que eres importante para él/ella.

No son imaginaciones tuyas. No te estás quejando de vicio. Si te afecta que tu pareja te trate como a un complemento, como a un accesorio y no como a un igual, él/ella está fallando.

Está bien planteárselo, así como darle la vuelta a la pregunta para ver cómo está funcionando la relación: ¿Cuándo fue la última vez que tú le reconociste a tu pareja una buena obra o que le dedicaste un cumplido?


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...