¿Saldrías con el mejor amigo de tu EX?

Termina tu relación con él y, poco después, inicias una relación con su mejor amigo. Los tres formáis parte del mismo círculo social. No es tan infrecuente que esto ocurra.

¿Hay algún problema con esto? Reflexionemos un poco para que tomes tus medidas.

A tu EX le puede sentar como un tiro

Independientemente de cómo terminara la relación, verte salir al poquito tiempo con su mejor amigo le puede sentar mal.

Ahí estás tú (y el amigo) señoreándole en las narices el romance, lo cual es poco considerado con los sentimientos de tu EX.

tres

Las tensiones son previsibles

El amigo con el que ahora sales se ve en un enredo de lealtades. Sigue siendo amigo de tu EX y ahora, además, es tu pareja. Esto puede originar bastante estrés y conflictos entre tú y el amigo (y entre él y tu EX).

Te conviertes en un tema de conversación entre ellos

A causa de las tensiones, quizás surjan discusiones entre los dos amigos. Y, en caso de que la situación evolucione de manera más pacífica, persiste el riesgo de que tú te conviertas en uno de los temas de conversación preferidos de ambos.

¿Te imaginas lo que tu EX le puede contar de ti a su amigo? Si no acabó contento con la relación, es previsible que no le cuente cosas muy bonitas. Otra fuente de disgustos.

O, al margen de cómo terminara la relación anterior, ¿te hace ilusión que los dos hablen de ti y de tus intimidades?

Si nada de lo anterior te incomoda, adelante. Pero piénsalo primero, para saber en qué terreno te estás metiendo.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...