Cómo apoyar a tu pareja desde la distancia

Tu pareja se siente mal y tú no estás ahí para darle un abrazo. Quizás, ha tenido una fuerte discusión en casa, un mal día en el trabajo o ha recibido una noticia que le ha dejado los ánimos por los suelos.

No estás físicamente a su lado, pero sí puedes ser un apoyo para él/ella, a través del teléfono u otro medio que te permita compartir estos momentos.

Aquí tienes unas sugerencias para esas ocasiones.

Hazle sentir que estás ahí

Dile que cuenta contigo y que estás a su lado, aunque sea vía telefónica.

Anímale a compartir lo que siente. Pero, si ves que está muy afectado/a por la emoción y no le sale compartir los detalles en ese momento, no le presiones. Sé paciente.

conversación telefónica

Demuéstrale empatía

Muestra que te importa lo que piensa y lo que siente. Escucha lo que te dice sin juzgarle ni animarle a que lo vea de otra manera.

Por ejemplo, no le digas que está haciendo una montaña de un grano de arena o que se calme. (Ya lo hará por su cuenta.) Deja que se desahogue libremente.

Escucha

Cuando te esté hablando, usa expresiones cortas que él/ella para que él/ella sepa que estás escuchando: “Sí”, “Ya veo…”

No le interrumpas para darle tu opinión sobre lo que está diciendo.

No le des consejos

Si él/ella NO te pide opinión ni consejo, no se los des. Prescinde de la necesidad de resolver tú el problema, por grande que sea el deseo de que tu pareja esté bien. Deja que sea él/ella quien te pida esa ayuda.

Tampoco le hables sobre una situación similar por la que pasaste tú o un conocido tuyo y lo que hicisteis para resolverlo.

No vuelques la atención sobre ti y tu vida, cuando tu pareja está hablando de lo que le pasa y lo que siente él/ella. Es su momento, no el tuyo.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...