A tu amigo lo dejó su pareja, ¿cómo le ayudas?

Tu amigo está pasando por un mal trago. Su pareja lo dejó y acude a ti en busca de apoyo.

Por supuesto, tú estás ahí, como hacen los buenos amigos en tiempos difíciles. Pero quizás no sepas qué decir o qué hacer para ayudarle a que se sienta mejor.

Aquí tienes unas ideas.

corazón roto

1. Escúchalo

Sólo eso ayuda mucho. Deja que te cuente lo que ha pasado y cómo se siente. Cuando hable, no le interrumpas para analizar la situación, contarle tu experiencia o darle consejos. Y, si le haces alguna pregunta, trata de ser delicado.

Tu amigo, muy probablemente, tiene un cacao emocional en este momento (tristeza, coraje, confusión…). Necesita desahogarse.

Si la ocasión se presta, puedes darle un abrazo o tener un gesto similar hacia él, para reforzar el mensaje de que puede contar contigo.

2. Comparte actividades con él

Cuando lo veas receptivo, puedes proponerle alguna actividad para que se distraiga un poco, como ir al cine o a dar un paseo. (Salir a ahogar las penas en alcohol no es la mejor idea.)

Las actividades físicas pueden ayudarle bastante a que se sienta mejor. También, el inicio de un hobby o taller donde aprenda una habilidad nueva.

Ten paciencia, eso sí. Puede que, estando reciente la ruptura, tenga algún repente incluso contigo, que quieres ayudarle. Recuerda que está herido y que, en algún momento, quizás vuelque su malestar en ti.

3. Ayúdale a entender qué pasó

Ya que han pasado varias semanas de la ruptura, se puede mirar hacia atrás y ver las cosas de otra manera. Ahí sí puede servir bastante tu punto de vista, en caso de que tu amigo quiera hablar del tema.

Imaginemos que tu amigo se culpa totalmente de la ruptura y no ve lo que tú sabes: Que la pareja con quien estaba llevaba tiempo desentendiéndose de la relación.

O, al revés. Imaginemos que tu amigo culpa a su pareja y se niega a ver los errores que él ha cometido en la relación.

Si tú has sido testigo de ello, le estás haciendo un gran favor ayudándole a ver las cosas con más claridad, porque esto le va a abrir los ojos y le va a servir para el futuro.

4. Recuérdale que va a superarlo

Justo cuando se produce una ruptura, no es el mejor momento para recordarle a tu amigo que todo pasará y que va a tener ante sí muchas oportunidades para vivir otras relaciones.

Es preferible recordárselo un poco después, cuando ya haya procesado la situación. Hazlo entonces.

Y, de paso, puedes decirle que la experiencia le sirve para saber cómo quiere que sea su próxima relación; qué cualidades busca en una pareja, etc.

Recuérdale que la mayoría vivimos experiencias amorosas que duelen y, aunque no nos gusta pasar por ellas, podemos quedarnos con la lección que dejan y seguir adelante con lo aprendido.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...