¿Te interesa un compañero de trabajo casado?

Compartes bastantes momentos de la jornada laboral a su lado y surge una atracción inevitable. ¿El problema? Tu compañero (o compañera) ya tiene una relación.

El amor o la atracción pueden darse naturalmente en un lugar donde pasamos tantas horas. El romance laboral tiene ventajas e inconvenientes. Pero, en el caso del compañero que está casado, predominan los segundos.

Es bastante más saludable para ti que, ya que tienes interés en construir una relación, lo hagas con una persona libre de esos compromisos.

¿Qué puedes hacer, en caso de que no hayas podido evitar el flechazo? Aquí van unas sugerencias.

amor en el trabajo

Libérate de la culpa

No, no es tu culpa que te hayas fijado en esta persona ni que sientas atracción por él, a sabiendas de que está casado. Deja la culpa, la vergüenza y todo lo que se le parezca a un lado, porque nada vas a arreglar martirizándote.

Al contrario, sé benevolente contigo y perdónate por esas humanas debilidades. Ésta actitud te será de más ayuda para superar este episodio.

Piensa en otras cosas

Encuentra otros intereses; otros puntos hacia los que desviar tu atención para no pensar demasiado en él. Por ejemplo, un hobby.

Un hobby requiere que te involucres física y mentalmente en la tarea. Esto, además de hacer que pienses menos en él, te provee de bienestar y satisfacción personal; cosa que viene de perlas en este caso.

Plantéate metas

Ya sea profesionales (como ascender en tu carrera) o personales (como encontrar una pareja emocionalmente disponible). Las que sean.

Comprométete con lo que elijas. De esta manera también logras desviar el foco de tu atención y centrarlo en cuestiones donde tienes más opciones de progresar.

Habla con alguien del tema

Si nada de lo anterior resulta, busca a una persona de confianza (como un amigo libre de prejuicios) y comparte con esta persona lo que estás sintiendo por este compañero.

Hablar del tema va a aliviarte. Te va a servir para aclarar ideas y, tal vez, el punto de vista de esta persona también te ayude.

No creas que sólo a ti te pasan estas cosas. Interesarse por alguien del trabajo que tiene una relación es de lo más frecuente.

Acéptalo como es, ten paciencia y ve desviando tu atención hacia cuestiones más edificantes. Tú te mereces estar al lado de una persona que esté libre y dispuesta a construir una relación contigo.

Imagen de giumaiolini


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...