Tu primer amor te deja. ¿Cómo lo superas?

Es terrible. Piensas que nadie en el mundo ha pasado por un dolor como el que tú sientes cuando ves que tu primer amor termina; el amor de tu vida, hasta la fecha.

El cóctel de sentimientos es intenso. Tristeza, desconcierto, rabia o impotencia se te encajan en el pecho y crees que secuestrarán tu corazón de por vida.

Lleva tiempo y esfuerzo superar esta etapa. Pero hay maneras saludables de ir dejando atrás el dolor y sanando las heridas.

Llora lo que tengas que llorar

Desahógate, si te lo pide el cuerpo. Llorar es una manera natural de liberar el malestar para una persona que está sufriendo.

solo

Si eres todo un hombre, no hagas caso a quien te dice que llorar es de débiles. Busca un lugar privado, si así estás más cómodo, y deja salir tu tristeza. No te la tragues, porque la recuperación tarda más si reprimes estas emociones.

Comparte lo que sientes

Habla de ello. Expresar lo que sientes alivia el malestar, como ya sabes. Acude a una persona de confianza que sepa escuchar y ábrele tu corazón.

Y, si no lo haces, al menos escribe lo que sientes en alguna parte. Ya verás cómo te notas un poco más ligero de carga.

Evita el contacto con tu EX

Tu primer amor es ahora tu primer EX. Y lo más sano, tras la ruptura, es dejar que corra un tiempo el aire entre los dos.

No le sigas la pista en las redes sociales. No sucumbas a la tentación de hablarle por teléfono, si todo está ya aclarado. Evita preguntar a los demás sobre lo que hace o sobre con quién está ahora, etc.

Cuanto más espacio te des a ti mismo/a, antes superarás este episodio doloroso y te sentirás bien.

Muévete

La última cosa que te apetece después de una ruptura es hacer actividades moviditas, pero también te ayudan a sentirte mejor.

Sal a la calle, aunque sea a pasear bajo los rayos del sol. Corre por ahí o practica tu deporte preferido (a solas o en grupo). Ésas son opciones saludables para canalizar y aliviar lo que estás sintiendo.

Otra opción es tomarte unas vacaciones. Si puedes hacerlo, considera salir un rato de tu entorno habitual y despejarte en parajes nuevos.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...