¿Se pone nervioso cuando está cerca de ti?

Lo observas cuando está con sus amigos. Parece un chico agradable y risueño. Pero, cuando se aproxima a ti, su comportamiento cambia. Es extraño. ¿Estará nervioso?

Algunos chicos se ponen nerviosos cuando están cerca de alguien que les gusta. Será porque son tímidos, porque tienen poca experiencia en estos terrenos… o vaya usted a saber.

El caso es que puede que este chico sí sea buena gente y merezca la pena conocerlo, aunque, en ese momento, los nervios no dejan que aflore su encanto.

pregunta

1. Se ríe sin que venga a cuento. Le dices lo que sea y él se ríe, así el asunto tenga la gracia justa. Eso es un signo de nerviosismo.

El pobre quizás no tiene la intención de reírse. El gesto le sale solo. Tal vez su subconsciente está buscando una manera de hacerte saber que se siente feliz cuando está contigo.

2. No te mira a los ojos. Intentas establecer contacto ocular con él y el muchacho desvía la mirada rápidamente.

Podría ser señal de que, teniéndote tan cerca, le flaquea la confianza en sí mismo. Caben otras posibilidades, claro. Pero considera ésa.

3. Suda. La temperatura es agradable y se supone que él no viene de hacer deporte. No obstante, tú ves que suda como un poseso o que tiene las manos húmedas.

Esto también podría ser un signo de que está nervioso, ya que en esos casos el corazón late más rápido de lo normal y, de ahí, el sudor.

También podría ser signo de un problema glandular o de molestias digestivas, desde luego. Aunque, si se dan varios puntos de esta lista, mayor es la probabilidad de que sea un asunto de nervios.

4. Habla mucho, sobre todo de sí mismo (que es el tema de conversación más fácil en estos casos).

Notas que el silencio le resulta incómodo y trata de llenarlo, quizás, con comentarios sobre sus aventuras, logros académicos, conocimientos sobre el panorama político actual, etc.

O puede que no esté tratando de impresionarte con sus éxitos y con cuánto sabe. Simplemente, trata de distraerse de su nerviosismo y ésta es la manera que se le ocurre: Hablar y hablar.

¿Qué? ¿Le darás una oportunidad?


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...