Cómo terminar una relación a distancia

Has llegado a la conclusión de que no quieres seguir con la relación a distancia que mantienes a día de hoy.

Tú sabrás cuáles son tus motivos para querer terminarla. Pero, si sientes la necesidad de hacerlo, es preferible que des el paso cuanto antes, aunque te entren los nervios sólo de pensar en ese momento.

Considera estas sugerencias para que la ruptura quede clara y sea lo menos traumática posible.

corazón roto

Piénsalo bien

Antes de hacer nada, reflexiona bien sobre el tema. Ten claras las razones por las que quieres romper.

Por ejemplo, que tus planes para el futuro distan mucho de parecerse a los de tu pareja o que tus sentimientos hacia él/ella han cambiado definitivamente.

No te apresures a tomar la decisión de romper sólo porque ayer discutiste con él/ella y sigues enfadado. Estas cuestiones hay que pensarlas en frío.

Anuncia la conversación

Para que tu pareja se prepare, anúnciale que quieres hablar de un tema importante con él/ella.

Así llegará a la conversación sabiendo que va a hablar de un tema serio (que, tal vez, intuya). Es preferible así a que se presente hablando de lo típico de otras veces e, inesperadamente, le caiga la cubeta de agua helada.

Habla de viva voz

Salvo en circunstancias excepcionales, romper mediante un mensaje de texto o un e-mail NO es lo apropiado.

La ruptura puede no quedar tan clara y, además, es más dolorosa para quien recibe el mensaje. Cómo no… El otro no se ha tomado ni la molestia de escucharle.

Lo preferible es tratar el asunto cara a cara. Pero, dado que puede no ser posible por la distancia, le sigue la opción de romper por teléfono o por videoconferencia.

Comunica TU decisión

El punto no es: “la relación se ha desgastado” o “nosotros estamos mal”, NO. Quien ha tomado la decisión eres tú, por tus propios motivos.

Por tanto, ten el valor de hablar en primera persona: “(Yo) Quiero terminar esta relación por… (tal o cual)”

Y, para que no quede en la otra persona la menor sombra de duda, trata de no usar la palabra “creo”: “Creo que necesito más tiempo para mí.”

Porque, si él/ella no quiere romper, quizás se agarre a esa palabra pensando que tú todavía tienes dudas y/o que puede aportar soluciones para que la relación siga.

Sé claro

Puedes ser respetuoso y considerado con la otra persona; evitar arrojarle culpas; reconocer lo importante que ha sido para ti; desearle lo mejor, etc.

No obstante, deja claro que la relación ha terminado. Si estás muy seguro/a de que no quieres seguir, no sugieras la posibilidad de retomarla más adelante.

Corta el contacto

Tras la ruptura, quizás haya varios encuentros (o mensajes) para aclarar ciertos puntos. A él/ella le puede costar asimilar el final de la historia; quizás quiera más información o hacer un último intento para que tú reconsideres tu decisión.

Pero, después de eso, lo más sano es cortar del todo la comunicación, para que cada cual pueda superar la situación antes y seguir con su vida.

Cuando rompes una relación a distancia el duelo es más llevadero, ya que no ves a la otra persona continuamente en tu entorno. Digamos que eso es una “ventaja”.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...