Amor imposible, ¿hasta cuándo?

Él/Ella tiene pareja. Sospechas que su relación no es maravillosa, pero ahí está. Ha decidido compartir su vida con alguien que no eres tú.

¿Es injusto? Tal vez. Tú conectas con él/ella, valoras sus cualidades y estás enamoradísimo/a.  Él (ella) te ha dicho alguna vez que está a gusto a tu lado, que eres inteligente, que tienes atractivo. Y de ahí no pasa.

No pasa, aunque tú quieras ver que existe algo más. Quieres pensar que él/ella siente algo parecido, aunque no quiera admitirlo o aún no se haya dado cuenta.

corazón dibujo

Intentas leer entre líneas, buscarle un segundo sentido a lo que hace o dice para que concuerde con lo que tú esperas que ocurra.

Imaginas historias a su lado. Para empezar, ésa en la que él/ella aparece diciendo “te amo” y, al fin, se decide a estar contigo. Cosas más raras pasan todos los días.

Pero, si él/ella actualmente está compartiendo su vida con otra persona y no hay visos de que vaya a dejar de ser así, ¿hasta cuándo vas a seguir esperando y alimentando fantasías?

Es una realidad que la persona que tú quieres no está disponible. Y es una realidad que tú estás perdiendo el tiempo haciendo castillos en el aire, cuando podrías estar buscando una relación con alguien que sí te corresponda.

Aferrarse a un amor imposible será romántico y todo lo que tú quieras. Pero también es un sufrimiento que puedes ahorrarte NO fomentando esas fantasías dañinas.

No tienes porqué permanecer encadenado. También tienes la opción de vivir un buen amor, que es ése que se da por ambas partes. ¿Por qué no?

Cuanto antes te liberes de cadenas que te atan a ese triste amor “unidireccional”, mejor. Esa liberación es necesaria para que, cuando llegue el amor que quiere compartir su vida contigo, tú puedas reconocerlo y abrirle los brazos.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...