Qué haces cuando trabajas con tu EX

Cuando terminas una relación de pareja, es sano que corra un poco el aire; mantener el mínimo contacto con tu EX para aclararte y redefinir tu vida.

Si tu EX forma parte de tu círculo social, puedes distanciarte un poco cuando se produce la ruptura. Pero, ¿cómo lo haces cuando trabaja en el mismo sitio que tú y no te queda otra que encontrártelo/la todos los días?

Es probable que surjan momentos incómodos o incluso muy tensos, para disgusto añadido del jefe (o del propio negocio), que espera un comportamiento profesional por parte de los dos.

Difícil situación. Sin duda habrás pensado sobre la misma y, tal vez, has barajado ideas como éstas.

reunión

1) Trabajar en otra parte, si tienes la oportunidad y la relación no acabó en tan buenos términos como para codearte día a día en el trabajo con tu EX.

2) Solicitar unas vacaciones, para airearte un poco y tener ese espacio necesario para que se asienten las ideas y los sentimientos.

3) Llegar a acuerdos con tu EX, para evitar escenitas incómodas o que se rieguen chismes en la empresa. Cuando a los dos os interesa que la ruptura no repercuta de manera negativa en el trabajo, esta conversación es necesaria.

4) Ceñirte al trabajo cuando hables con tu EX… Y que no sea muy a menudo, a poder ser. Cuanto más hables con él/ella, más probabilidades hay de salirse de lo laboral y entrar en lo personal. Terreno que, estando la ruptura reciente, quizás sea incómodo de pisar.

5) Buscar apoyo en situaciones problemáticas. Trabajar con el/la EX es incómodo. Una cosa es eso y otra, que requiere medidas especiales, es protegerte cuando te sientes amenazado/a por tu EX.

Si las cosas llegan a ese punto, infórmate de tus derechos y de qué forma te protege la ley en tu entorno laboral. No toleres el abuso. Denuncia su comportamiento ante tus superiores y busca apoyos.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...