La mentira del alma gemela

Hay un mito muy romántico que sugiere que ahí fuera, así sea en la otra punta del mundo, existe una persona perfecta para ti: tu alma gemela.

Otras versiones se refieren a ella como “tu otra mitad”, “tu media naranja” o expresiones del estilo que dejan caer que, cuando tu corazón y el suyo se encuentren, os enamoraréis irremediablemente y uniréis vuestras vidas para siempre.

La idea es preciosa, pero no hay evidencia de que se corresponda con la realidad. Psicólogos, sociólogos y biólogos aún no han encontrado nada que apoye la hipótesis de que existe un alma gemela para cada quien.

Por el momento, lo real es lo que dicen las estadísticas: vives en un mundo donde coexisten miles de personas (o millones) que podrían ser tu pareja.

bombones

Bastantes de estas potenciales parejas serán incompatibles contigo, por la razón que sea. Otras, más o menos compatibles. Y habrá otro grupo de personas que, muy probablemente, sí sean compatibles contigo.

A las que son muy compatibles es una exageración llamarlas almas gemelas. Tal vez no sean personas que encajen en ese ideal. Pero sí podrías vivir con ellas una relación maravillosa.

Creer que sólo existe una persona “perfecta” para ti te limita. Primero, porque no existe la pareja perfecta, por mucho que se aproxime. Y segundo, porque hay muchas personas con las que podrías tener una relación estupenda. El chiste está en buscar y encontrar.

Para colmo, si un día das con la persona que es tu alma gemela, según tú, y esa relación termina, la tragedia está servida. ¿Ése es el punto final de tu vida amorosa?

Por esas razones, no te haces ningún favor creyendo en ese mito romántico. Verlo en las películas o en las novelas es precioso. Pero la vida real, por suerte, te da más oportunidades.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...