¿Cómo le dices a esa chica que no te interesa?

Esa chica no deja de insinuarte que quiere tener una relación de pareja contigo. Pero se da la circunstancia de que tú no estás interesado en ese tipo de relación con ella.

El problema que se te plantea es cómo decírselo de tal manera que le quede claro el mensaje y, a ser posible, sin hacerle más daño del necesario.

¿Quieres algunas ideas para considerarlas? Allá vamos.

bloc de notas

Que brille la honestidad

Piensa bien en la conversación que vas a tener con ella cuando te decidas a aclararle lo que puede esperar de ti.

Es preferible que le expongas las razones reales por las que no estás interesado en esa relación (que tienes pareja, que estás enamorado de otra persona, que no te interesa emparejarte por el momento… o lo que sea).

Sé respetuoso. Háblale con tacto. Pero siempre con la verdad. Porque, si te inventas cualquier excusa o le das falsas esperanzas, ella puede aferrarse a la puerta que le dejes abierta y seguir pendiente de que tú, algún día, cambies de opinión.

Deja las cosas claras

Queda un día para hablar con ella y mantener esta conversación. (Procura que no parezca una cita.) Nada de mensajitos o llamadas. Estas cosas es preferible aclararlas en persona, para que no haya lugar a confusiones.

Ya que has meditado lo que le vas a decir, exprésale tus razones con cuidado. Y, si tienes claro que en el futuro no vas a cambiar de idea, díselo también.

En definitiva, la idea es que trates a esta chica del mismo modo en el que a ti te gustaría que te tratasen si estuvieras en su lugar.

¿Seguirá la amistad?

No tiene porqué perderse la cordialidad entre los dos. O, si lo que hay entre ambos es una amistad, también podría sobrevivir.

Eso depende de que ella acepte ser tu amiga y nada más. Y de que tú también estés cómodo siendo su amigo.

Eso sí, antes de tomar una decisión sobre este punto, es preferible esperar unos días hasta que se calmen las emociones y ver cómo evoluciona el asunto.

No desaparezcas durante ese tiempo o te hagas el escurridizo. Si sueles encontrarte con frecuencia con ella (porque sea tu compañera, tu vecina…), mantén un trato normal. Pero ten la precaución de no tocar el tema del amor o de la amistad.

Deja que la chica se reponga, que acepte la situación. Y a ver cómo se van dando las cosas con el paso de los días. ¿Qué tal te suena?


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...