7 Ideas para hacer cumplidos que lleguen al corazón

Los cumplidos son regalos, caricias con palabras que nos agradan tanto a mujeres como a hombres.

A nadie le amarga un dulce. Los hombres reciben con gusto los cumplidos, ya que son una muestra de reconocimiento. Les agrada sentirse apreciados lo mismo que a las mujeres, aunque a algunos les hayan enseñado a ir de chicos duros por la vida.

A día de hoy, aún hay diferencias en la frecuencia y el modo de usar los cumplidos. Los hombres suelen emplearlos más (cuando los dirigen hacia las mujeres). Bien por ellos.

En cuanto al arte que le echan, hay hombres que son auténticos maestros. Y también hay otros que, si bien son expresivos, no producen el agrado que esperan con sus palabras.

Espero que las siguientes ideas sirvan para los que somos menos expertos (las mujeres, también) en elegir palabras que lleguen al corazón. Afortunadamente, esto se puede aprender.

regalo romántico

Recomendaciones para llegar al corazón (y quedarse en él)

1. Sé honesto

Al día siguiente de encontrarnos, no puedes decirme que soy una de las mujeres más maravillosas con quienes te has cruzado en la vida. Estás mintiendo. Apenas me conoces. A no ser que yo ande loquita por creerte (que no es el caso), ese cumplido no funcionará.

Di cosas que pienses y sientas de veras.

2. Huye de la vulgaridad

Para resultar agradable, un cumplido ha de partir del RESPETO.

Por lo general, no suelen ser agradables los cumplidos toscos que van dirigidos a zonas de la anatomía femenina situadas por debajo del cuello.

Los cumplidos pueden ir siendo atrevidos a medida que vas teniendo más confianza con la mujer. Mientras tanto, no suelen ser bien recibidos (al menos por la mayor parte de mujeres que conozco).

3. Muestra originalidad

Si le dices a una mujer que es guapa, va a sentirse halagada. Pero éste tal vez sea un cumplido que esté muy habituada a escuchar.

Decirle, por ejemplo, que te fascina cómo brillan sus ojos cuando sonríe es más creativo y más elaborado. Denota que te has tomado la molestia de pensar un poquito. (Sólo un poquito. Tiene más mérito lo que sigue.)

4. Sé observador

Presta atención a los detalles y no te limites sólo a alabar los rasgos físicos de una mujer. Hay mucho donde mirar. Por ejemplo, la dulzura con la que trata a las personas mayores o la soltura con la que regatea en el mercado.

A las mujeres (como a los hombres) nos gusta que reconozcan lo que hacemos bien.

5. Modérate

En este caso, sin dudarlo, la calidad prima sobre la cantidad. No por piropear continuamente a una mujer vas a cautivarla.

Más bien, al contrario. El exceso de cumplidos demuestra una necesidad desesperada por agradar. Y eso no es agradable, valga la redundancia.

6. Elige el momento oportuno

Observa lo que pide la situación. Si, por ejemplo, te atrae una compañera de trabajo, el mejor momento para hacerle un cumplido sobre su pelo no es en horario de oficina.

En la oficina, cosas relacionadas con la oficina: Te felicito por el informe tan completo que has hecho.

Si quieres regalarle cumplidos más personales, busca el momento y el lugar apropiados.

7. Practica

Lo más importante es practicar. Si cometes errores, eso que aprendes para la próxima.

Tú mismo vas a ir viendo qué funciona y qué no a la hora de hacer un cumplido y que éste sea bien recibido.

Y yo también me lo aplico. Seamos generosos y regalemos palabras de reconocimiento a los demás. No perdemos nada por ser amables.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...