Volver a confiar tras una ruptura traumática

Atrás queda una relación de la cual saliste con el corazón roto. Ahora te planteas la posibilidad de volver al terreno de los amores, con la dificultad que implica: habrás de arriesgarte de nuevo y confiar en otra persona.

¿Podrás? Date tiempo y explora en los lugares apropiados. Comenzamos ahí las sugerencias.

1. Relaciónate con personas afines a ti

Es más probable que la persona adecuada se encuentre entre aquéllas que comparten cosas importantes contigo. Si, por ejemplo, para ti es importante el deporte, relaciónate con personas que lo practiquen.

Guíate por tus principales intereses y busca en lugares donde se reúna gente con inquietudes parecidas. Es un buen comienzo.

ciclista

2. No tengas prisa

Ya que vas tratando a gente con la que compartes aficiones u objetivos, tómate tu tiempo para conocerlos y no te apresures a entrar en una relación.

Si, al fin, encuentras a una persona que crees que es adecuada para ti, lo mismo. Ve despacio.

3. Escucha a tu intuición

Cuando estás conociendo a una persona, el progreso lento te ayuda a ser más consciente de lo que piensas, de lo que sientes y de lo que quieres.

Tal vez, estás delante de una persona que, por ejemplo, aparenta ser responsable y generosa. Pero tu intuición “te dice” que hay algo que no encaja. Sientes que es así, aunque no sepas a ciencia cierta de qué se trata.

Escucha a tu voz interior. También puede ser que te esté diciendo que va siendo hora de abrir tu corazón… Permanece atento/a.

4. Despídete del pasado

Suponiendo que encuentras a la persona indicada para abrirle tu corazón, ponlo en orden primero quitando de ahí lo que no sirve (miedos, quebrantos y otros restos del naufragio pasado).

Que tu anterior relación terminase mal, no es razón para que con ésta ocurra lo mismo. Date la oportunidad que mereces. Y dásela a esta persona.

5. ¿Y si sale mal?

No tiene porqué pasar, pero hay que aceptar que la posibilidad existe.

Suponiendo que intentas volver a confiar de nuevo o comienzas una relación que fracasa al poco tiempo, no te lo tomes a la tremenda.

A muchas personas les ocurre esto. Y, después de pasar por varias relaciones, encuentran a una persona con quien sí construyen la relación sólida y duradera que quieren.

El asunto es aprender de lo ocurrido y, si es importante para ti encontrar a alguien con quien compartir tus días, intentarlo de nuevo.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...