¿Has decidido llamar a tu EX?

Los motivos por los que la idea de llamar a tu EX se te ha pasado por la cabeza pueden ser muy variados: soledad, aburrimiento, nostalgia del ayer, el deseo de recuperarle…

Está bien que empieces por aclarar esos motivos, ¿no crees? ¿Por qué quieres llamar a tu EX?

Y, a continuación, viene una pregunta lo mismo de importante: ¿Qué esperas que ocurra tras esa llamada?

Esa reflexión previa puede hacerte desistir de la idea. O tal vez ocurra lo contrario; que te reafirmes en la misma y sigas adelante.

Si no lo tienes claro, podrías hablarlo con un amigo (o amiga) con quien tengas confianza para tratar este tema.

Tal vez ni haga falta que el amigo te dé consejo. Para aclarar y ordenar ideas, puede bastar con que te escuche mientras tú le expones porqué quieres llamar a tu EX.

hablando por teléfono

Supongamos que sigues adelante. ¿Llamas a tu EX de sopetón, el día menos pensado, o preparas el terreno?

Casi mejor, lo segundo, por si se inquieta o se asusta. Un e-mail o mensaje breve podría anticipar tu llamada. Mándale unas líneas para saludar y manifestar tu intención.

Hola, Pepe/Claudia. Espero que estés bien. Me gustaría hablar un rato contigo. ¿Cuándo te parece bien que te llame?

A todo esto, si te consta que él/ella recibe el mensaje y no te contesta, es preferible que no insistas, al menos por ahora.

Llega el momento de la llamada. ¿Cómo procedes?

Si tienes un mensaje claro por el que llamas (te vas a mudar; quieres que te devuelva un objeto tuyo, etc.), no des rodeos. Abórdalo directamente.

En caso de que llames para ver cómo le va la vida, empieza preguntando por ahí… Y después le cuentas tus peripecias.

Procura que, por tu parte, el tono de la conversación sea educado, amistoso y “poco profundo”. Cuidado con meterte en fangos emocionales para confesarle lo mucho que lo/la echas de menos.

Esas revelaciones guárdalas para más adelante, si seguís en contacto, no sea que en esta ocasión descoloques a tu EX por ir demasiado deprisa.

Si, a pesar de tu esmero, tu EX se enfada y/o te falta al respeto, considera despedirte lo antes que puedas y resistir las ganas de llamarle la próxima vez que te asalten.

Espero que estas ideas te inspiren.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...