¿Las mujeres pasan de ti?

Sí, pasan de ti. Ésa es la conclusión a la que has llegado tras escuchar de nuevo un “No” de alguna de ellas.

Deja que repose la herida y, después, únete al club, que es muy numeroso. De hecho, creo que estamos casi todos, ya que la mayoría de nosotros hemos sido rechazados unas cuantas veces.

Así funciona. En ocasiones, uno escucha más de lo que le gusta la palabra “No” antes de recibir el “Sí”. Claro que eso no quiere decir que sea agradable. Ni mucho menos. Es un mal trago.

hoja seca

Precisamente por eso, hemos de contar con recursos para enfrentarnos a esas situaciones y evitar que arrasen con nuestra autoestima.

¿Qué puedes hacer cuando recibes el rechazo de una mujer?

Encájalo

Acepta el rechazo como viene, de un jalón, como se toman las medicinas amargas. Y trata de dejarlo atrás lo antes posible.

Vale que aprendas de la experiencia, que para eso está. Pero, en cuanto tomes nota, pasa página. Regodearte en el dolor es sufrir en vano.

Esta experiencia es natural, muy común. No tiene que ver con que tú seas de una manera o de otra. Por ella pasa prácticamente todo el mundo.

Aprovecha tu situación actual

¿Qué ocurre? ¿Estás sin pareja porque ella no quiso tener una relación contigo? Otra vendrá que quiera tenerla. Mientras tanto, ¡vive!

Aprovecha el tiempo para hacer las cosas que más te gustan por tu cuenta, así como para relacionarte con las personas que aprecias.

Esto es importante. Si ves que sólo te apetece quedarte en tu cuarto escuchando canciones de amor frustrado, trata de vencer esta tentación.

Sal con los amigos. Juega con tu mascota. Pasea por calles y parques, para que te dé el aire. Ya sabes a qué me refiero: pon de tu parte para moverte hacia lo positivo.

Hablando de moverse, ésa es otra buena idea. El ejercicio físico levanta los ánimos, ahuyenta las preocupaciones y, en general, te pone en forma. Piensa en tus actividades físicas preferidas y, ¡hala, a sudar!

Y sigue… Sigue haciendo lo que te gusta, lo que se te da bien, lo que le dé sentido a tu vida. Más pronto de lo que crees habrás dejado atrás este episodio.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...