¿Qué es lo peor que puede pasar si te rechaza?

Te mueres por acercarte a él (o a ella). Pero también sientes sudores fríos cuando piensas en hacerlo. ¿Sudores? Si sólo fuera eso… Te tiemblan las piernas, te falta el aire, te mareas…

Los síntomas varían de tímido a tímido, pero van a desembocar a lo mismo: un nerviosismo traicionero que, o bien impide que te acerques a esta persona o, si le hablas, hace que parezcas torpe. A ver quién puede pensar bien cuando está tan estresado…

¿Sabes? El estrés no lo produce la situación, sino el significado que tú le das a dicha situación.

Tú miras a esta persona y empiezas a darle mucha importancia al rechazo, a lo mal que te vas a sentir si le hablas y te desprecia.

rechazo

Tal vez ese miedo sea “automático”, pero surge de ahí, del miedo atroz al rechazo. Es el miedo a lo malo que pueda pasar lo que te tiene encogido el estómago cuando piensas en acercarte a él/ella.

Ese miedo es desproporcionado. Porque, ¿qué es lo peor que puede pasar si llegara a rechazarte?

¿Te quedarás sin amigos, sin familia, sin trabajo? ¿Te darán todos la espalda? ¿Perderás tus posesiones? ¿Ocurrirá un cataclismo? No, claro que no. No hay ninguna razón que justifique ese nerviosismo desbordado.

Pongámonos en “lo peor”: Te acercas a esta persona para pedirle su teléfono o su whatsapp… Y te manda a la porra.

En realidad, las consecuencias no han sido terribles. Estás como estabas antes. Si interpretas que él/ella te ha rechazado porque tú eres poca cosa, es porque quieres verlo así.

Podrías haberlo interpretado de cualquier otro modo: él/ella tiene pareja, no quiere pareja, no sabe lo que quiere o le falta criterio para apreciar lo que tú vales. Las posibilidades son muchas.

La próxima vez que estés en una situación de éstas, respira con calma mientras piensas en la poca importancia que tiene que él/ella te rechace. Que las mayores desgracias sean como ésta, por favor.

Vas a seguir con vida, de una pieza y, si a esta personita no le interesa descubrir tus encantos, él/ella se lo pierde.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...