¿Le darías una segunda oportunidad a tu EX?

Cuando ya no lo esperabas, tu EX regresa un buen día para decirte que no ha podido olvidarte y que quiere retomar su relación contigo.

De entrada, a tu ego le suena muy bien esa propuesta. Es halagadora. Pero bien te valdría pensar lo que vas a hacer con calma, si no deseas volver a visitar terrenos que no deseas volver a pisar.

Recuerda lo bueno… y lo malo también

Entre que tu EX reaparece desbordando encanto y que tú has ido liberándote de los malos ratos que pasaste en la relación y que provocaron la ruptura, lo bueno resalta sobre lo malo.

Eso está bien. Pero, si se trata de volver a compartir la vida con la misma persona, has de hacer un repaso de los problemas e inconvenientes que ello supondría, a fin de no tropezar de nuevo en las mismas piedras.

camino

¿Hay algún motivo para pensar que las cosas serían diferentes? Si la relación terminó por el mal comportamiento de tu EX, ¿qué evidencias tienes de que él/ella ha cambiado?

Puede salir bien… o mal

Las historias de parejas que reconstruyen su relación después de una ruptura son abundantes. Conocerás a alguien que da fe de ello.

Claro que también conocerás ejemplos de lo opuesto; de parejas que retomaron su relación para que uno de ellos (o ambos) volvieran a vivir en una pesadilla.

Si decides darle una segunda oportunidad a tu EX, ya sabes el riesgo que asumes. Toma la decisión considerando qué es lo mejor para ti.

¿Qué motivos tienes tú para volver con él/ella?

Tal vez pienses en que le tienes cariño, en que te importa, en que entre los dos hay una química alucinante, en que no quieres estar solo/a… Sí, son elementos a tener en cuenta.

Pero no bastan, si ello supone volver a pasar por las mismas situaciones dolorosas que has dejado atrás. ¿O crees que sí?

Si decides volver a su lado, que sea porque estés plenamente convencido/a de que es una buena opción para ti. No lo hagas únicamente porque él/ella te lo haya suplicado y tú crees que estáis “predestinados a estar juntos”. Lo romántico no basta.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...